A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z





*El texto de esta reseña puede completarse con la biografía del grupo parecida en NEWAVERS.

Gran parte de la herencia musical de las bandas de la llamada New Wave vino por el lado del glam rock. En esta corriente (mucho más que en el punk) puede encasillarse si se desea a esta gran banda de powerpop surgida de las cenizas de un grupo heavy llamado Slowbone. El nombre se lo cambiaron al cambiar de estilo con nada poético fin de fichar por una multinacional. Entretanto, se entretenían haciendo giras en directo, muy celebradas, por cierto, y de las que llegaron a editar algún registro sonoro. De este modo, los antes 'heavys' Slowbone cambiaron su nombre por el de Roll-Ups, y de paso, también su formación: el cantante y guitarrista Barry Hart se convirtió en Lee Hart, acompañado del bajista Jeff Peters, el guitarrista Rob Green, y el batería Paul Simmons (en sustitución de Rick Andreos).

De esta manera, con un puñado de buenas canciones sin estrenar y un nuevo guardarropa irrumpieron en la escena nuevaolera. Una tarde, fueron a ver a Terence Murphy, el encargado del Pub Bridge House, en Canning Town (Londres), y por extensión del sello en donde muchos de las bandas de Pub Rock / Punk / Revival Mod, etc. que allí tocaban, grababan sus propios discos y actuaciones en directo (El más famoso de ellos fue sin duda el Mods Mayday del 79 que dio paso a la nueva revolución mod en Gran Bretaña).

Como Roll-Ups había logrado grabar una actuación en directo en aquel pub (que abría la primera referencia discográfica del sello, un LP titulado "Live - A week at the Bridge". El nuevo objetivo del grupo era conseguir editar algunos de los temas nuevos en un disco de estudio. Alguno de esos temas ya habían logrado grabarlos en un 16 pistas, así que pudieron ponérselos a Murphy allí mismo. Según cuenta él mismo, al dueño de Bridge House le parecieron tener suficiente calidad, así que estaba hecho: Terence llamó al estudio de John Loders para grabar y remezclar las canciones definitivas, algo de los que se encargaron principalmente Lee y Geoff como músicos de estudio, junto con el teclista Kirk Duncan. Consiguieron un magnífico LP de 10 temas titulado a la postre "Low dives for high balls", la cuarta referencia del sello que acabaría siendo su primer y único album de estudio, y un completo fracaso a tenor de las expectativas puestas en él.

Lo que sigue son palabras escritas por Terence Murphy sobre el disco en la página web del Bridge House (de la que sale gran parte de esta pequeña reseña): "Es una pena que ellos [los Roll-Ups] no se concrentasen en su música y dejaran a los 'no-músicos' los asuntos de negocios. Nos ofrecieron 20.000 libras por los derechos del disco con un buen royalty si se cancelaba el adelanto. Con una gran compañía de distribución y todos los expertos pronosticando que sería un gran éxito, la banda declinó la oferta. Su nuevo manager les dijo que podría lograr un mayor adelanto y un contrato más favorable. Lo único que ocurrió fue que no ocurrió nada, y el disco nunca fue editado por un sello grande. Fue vendido a un puñado de fans y tiendas independientes, pero la verdad es que no pusimos mucho empeño en recuperar nuestro desembolso. Pero fue y sigue siendo un gran disco".

Esta mala suerte hizo que al poco tiempo nadie supiera nada de los Roll-Ups, a los que la fama se les escurrió rápidamente entre las manos. Este single fue el único publicado por Bridge House Records antes del LP (a finales de 1979), e incluye un maravilloso temazo de powerpop-glam titulado "Blackmail" (con el que abren también el LP) y un tema que fue posteriormente desechado en el disco, llamado "Hold on".

De las diez canciones que contiene el "Low dives for high balls", al menos siete u ocho son de notable para sobresaliente, y eso es algo no demasiado frecuente, que convierte a este LP en una referencia tan obligada como perdida para cualquier fan de la nueva ola (sobre todo de aquellos que disfrutan con los temas bailables). Cabe destacar como curiosidad, que su último corte, titulado "Roll-Ups gave me a bad name", está grabado en directo (y borrachos, según indican los créditos) en el propio Bridge House. Algún día pondré por aquí más canciones sacadas del mismo, aunque en la tienda de la página web de Bidge House citada anteriormente se pueden comprar en CD, remasterizado y con dos bonus tracks.

Sólo queda dar las gracias a los Roll-Ups por hacernos un poco más felices con su extraordinaria y festiva música, que a mí me recuerda bastante a la de otro grande, el estadounidense Hilly Michaels, del que algún día colgaré también algo por aquí.

#6. The Roll-Ups - Blackmail / Hold on. 7". 1979

1 comentarios:

oski dijo...

Magnífico este grupo, no lo conocía tanto el lp como el single, me ha gustado mucho, felicidades por el blog, apenas conozco grupos de los que estás mostrando en esta sección, y casi todos, por no decir todos son buenísimos (no menos la selección que has hecho) tienen un sonido que ha envejecido con mucha dignidad, podrían perfectamente "colar" como grupos modernos de powerpop. ¿Sería posible descargar alguno?

Publicar un comentario en la entrada

PLAY IT LOUD! es un blog para amantes de la música. En concreto, de música que probablemente (y por desgracia) es difícil de poder conseguir, ya que en muchos casos no ha sido reeditada. En este blog no existe ánimo de lucro. Por el momento permanecerá inactiva la posibilidad de descarga, pero trataré de indicar en cada entrada si existen reediciones o si la canción puede conseguirse de algún modo.
Si tienes interés en algún tema, puedes contactar conmigo en la dirección correo@playitloud.es

Secciones

Datos personales

Mi foto
PLAY IT LOUD!
El primer podcast en castellano sobre Punk, New Wave, Revival Mod y Powerpop de finales de los 70 y principios de los 80. Visitalo en: www.playitloud.es
Ver todo mi perfil